Fetichismo gastronómico

david de jorgeÚltimamente estoy descubriendo   al gran artista culinario David de Jorge o, como también es popularmente conocido, Robin Food. Para los que no conozcáis su programa, no es un programa de cocina cualquiera, es un programa de cultura gastronómica. David, este absoluto crack no solo enseña a realizar diferentes recetas. Nos presenta multitud de platos de cualquier parte del globo enseñándonos todo tipo de conceptos culinarios arraigados en las culturas de cada lugar. Es el Félix Rodriguez de la Fuente de la gastronomía. Encima mucho más divertido…

Entre programa y programa me vino a la cabeza el concepto que os presento en este post. Se trata del fetichismo gastronómico. Se podría definir este concepto como la “devoción a todos esos platos supremos que nos ponen tan absolutamente cachondos”. Como diría Robin Food, el que creo mayor de los fetichistas gastronómicos, todos esos platos porno.

Mirando en San Google la definición de fetichismo (tenía que ponerme en antecedentes…) he encontrado lo siguiente que no tiene desperdicio:

“El fetichismo es una forma de creencia o práctica religiosa en la cual se considera que ciertos objetos poseen poderes mágicos o sobrenaturales y que protegen al portador o a las personas de las fuerzas naturales. Los amuletos también son considerados fetiches. A diferencia de la creencia popular, el fetichismo no es exclusivo de los pies.”

Una vez vista esta definición puedo ratificarme y prácticamente instaurar este concepto el cual, sorprendentemente, no está muy extendido. En la definición habla que, repito, “el fetichismo es una forma de creencia o práctica religiosa en la cual se considera que ciertos objetos poseen poderes mágicos o sobrenaturales y que protegen al portador o a las personas de las fuerzas naturales”. Cosa que encaja perfectamente dentro del ámbito gastronómico. Adaptemos la definición… El fetichismo gastronómico es una forma de creencia o práctica religiosa en la cual se considera que diversos platos o recetas poseen poderes sobrenaturales los cuales protegen y nutren al portador o a las personas con las fuerzas del dios Dionisio.

chuletillas4Por ejemplo, uno de mis principales fetiches gastronómicos son las chuletillas de cordero lechal al sarmiento. Solo de pensarlo se me va la olla. Por supuesto que las chuletillas al sarmiento tienen poderes mágicos o sobrenaturales. Para mí son una absoluta religión que me hace peregrinar periódicamente a La Rioja, uno de los pocos lugares del universo donde se puede disfrutar de tan divino manjar. Encima acompañado con grandes caldos! Eso sí, no intentes ir restaurante tras restaurante de La Rioja pidiendo chuletillas al sarmiento, es una hazaña, si no me equivoco, imposible. Es una práctica que se limita exclusivamente al ámbito privado. Quizás encuentres algún sitio que las hacen a la brasa e incluyen un poco de sarmiento para engañar y dar un poco de gustillo. Puede valer…

Enumerando otros de mis platos fetiches nos podemos encontrar con un buen chuletón de buey, espárragos frescos de Navarra, bocata de pimientos del piquillo, una buena mariscada acompañada de un buen txakoli o albariño, salmonetes al horno, rodaballo a la brasa (aprovecho para hacer mi pequeño homenaje al recientemente difunto maestro Pedro Arregi de Elkano en Getaria), queso curado con membrillo y buen vino, jamón ibérico de bellota con mogollón de JJJJJJJJJs… No sigo que me estoy poniendo malo.pedro

Bueno, ahora espero que comentéis en este post y compartáis todos vuestros fetiches gastronómicos. Incluso los más porno y secretos de todos. Finalmente, haciendo citando al gran Robin Food, VIVA RUSIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *