Archivo de la categoría: Vizcaya

vizcaya

Restaurante de sushi Sushimore

La reciente moda por la comida japonesa y, en particular, el sushi ha engendrado este tipo de locales en los que preparan principalmente esta interesante comida a un precio muy competitivo. Sushimore es una franquicia que ofrecen espacios modernos donde tomar en plan “fast food” todo tipo de sushi y sashimi, sopa de miso, fideos, brochetas y gyozas. Cada vez soy menos fan de la comida rápida, las franquicias y demás productos de la globalizacion, pero esta gente ofrece un tipo de comida saludable, recién preparada y que, en un momento de sushidependencia cuando estás por el centro, te quita el mono.

En Pamplona están muy cerca del Paseo Sarasate (también están presentes en Bizkaia, Alava…). Ahí tienen que competir con los pinchos y los innumerables locales de restauración de Lo Viejo. Por eso mismo (o por otro motivo…), también ofrecen servicio a domicilio y para recoger.

             fotos5   fotos6

De su carta destacaría los menús de sushi, que dan una variedad de piezas a buen precio y lo acompañaría con una sopa, gyozas o el complemento que más te apetezca en ese momento. Para mí no es el mejor sitio de sushi de Pamplona pero la calidad es correcta y el pescado es fresco. Puede ser, como digo, una buena opción cuando quieres cambiar de sitio para cenar cuando estas por Lo Viejo. También, si vas a alguna de las ciudades en las que están y no te apetece arriesgar (yo siempre prefiero arriesgar), puede ser mejor que ir a un MacDonalds, Telepizza o ese tipo de guarradas. Por ello creo, que es recomendable y se llevan una estrella Mikelín.

Las palmeras de los abuelos

Como podéis suponer, hay una larga historia detrás de estas fantásticas palmeras de chocolate. Durante una temporada, en la máquina de vending del departamento donde trabajo o estudio o lo que coñ…o haga, se ofrecían unas misteriosas palmeras de chocolate envueltas en plástico transparente sin marca. Eran absolutamente perfectas. El caso es que repentinamente dejaron de traerlas y las sustituyeron por unas simplemente vulgares. Un día, interceptamos al reponedor de la máquina y le preguntamos por las mismas. El muy cachondo, nos conto que estas las hacían una pareja de viejillos que disponían de una producción errática-aleatoria de la que dependía el suministro de la máquina. Pasaron muchos meses de aquello y no volvimos a ver las fantásticas palmeras. Nos temíamos lo peor. Ya nos montábamos historias como por ejemplo: El pobre abuelillo, de un ataque diabético (también podría decir sobredosis de palmera) murió. Con ello hundió en la más profunda depresión a su octogenaria mujer que, en no mucho tiempo, se apagó. Qué tristeza sin final.Palmera01Pues todo fantasías… Hace poco, en un ataque de hambre voraz después de una sesión de birras por lo viejo, fui a la máquina de vending del kebab de la calle Estafeta y, SORPRESA, ahí estaban. Los abuelos no han muerto!!! Que alegría!!! Que todo!!! Como disfrute de ese reencuentro.

Bueno, finalmente, después de todo el apuro que pasamos por la salud de nuestros anónimos y entrañables “agüelillos”, pase a mirar la letra peq1gueña y a investigar un poco de quienes se trataban. Aquí viene el porqué de llamarle cachondo al reponedor. Las palmeras son de Arruabarrena!!! JAJAJAJA. Con esto solo queda felicitarles por la magnífica palmera que hacen y darles 5 de las 5 estrellas Mikelin. Eso sí, para nosotros siempre serán las palmeras de los abuelos.