Archivo de la categoría: Guipuzcoa

Establecimientos en Guipuzcoa

La Ruta del Txuletón: Sidrería Izeta

Seguimos con la Ruta del Txuletón con un tierno reencuentro de la infancia. La sidrería Izeta ha sido destino de algunas de nuestras comidas familiares cuando era bien pequeño. Tengo fantásticos recuerdos de estar con mi primo haciendo el gamba con unas cometas en la gran campa adosada al caserío. También a mi tío abuelo Justino comiéndose una buena copa de la casa (como diría Mikel López Iturriaga, postre viejuno donde los haya) que tanto le gustaba. Con el melocotón en almíbar, helado, nata, barquillo… También pasábamos buenos ratos con mi padrino que nos metía unas buenas sobas al futbolín. Futbolín Gipuzkoano de madera, nada de ostias de hierro ni milongas de plástico. ¡Anda ya! izeta1 Bueno, al grano, que siempre me disperso. Hace ya algún tiempo, en estas tardes que el cuerpo te pide un buen txuletón, llame a mi fiel sidrería Urberu para pedir mesa para 3. ¿Qué paso? Para variar, fiesta en Zumaia. O sea, Urberu petado. Así que uno de los asistentes, también con antojo de vaca vieja, sugirió ir a esta sidrería con un prepoteo en Zarautz. ¡Un plan perfecto!

foto: misrestaurantesfavoritos-juanegara.blogspot.com.es

En cuanto llegamos, esos recuerdos que comentaba en el primer párrafo comenzaron a abordarme la cabeza. Eso sí, le han pegado una reforma de la pera. Lo único que queda como entonces es el futbolín. De camino del parking al caserío, la zona de parrillas quedaba a la vista. Menudos lomazos sexis que estaban preparando para churrascar. Una buena sección de esas acabaría en nuestra mesa. Que nervios…izeta2

Entramos, y un comedor enorme, luminoso y con las clásicas mesas corridas preparadas con esas típicas servilletas a cuadros nos recibe. En la parte izquierda, otro comedor con una zona de kupelas bien elegantes y cargaditas de rico caldo. Nos pusieron justo al lado. ¡Qué suerte!.izeta3

Con una carta bastante típica de sidrería, pedimos una ensalada para engañar, chipirones a lo pelaio, tortilla de bacalao y la ansiada txuleta. Como consejo, las raciones son individuales. Si queréis compartir, como fue el caso, incidid en que sean raciones mayores. Con la tortilla de bacalao nos quedamos con ganas. Destacar los chipis. Personalmente esta preparación tan de esa zona, me pirra. También destacar el pan, en este caso, este complemento sobresalió considerablemente. Un buen pan casero con mucho sabor. Difícil de encontrar. Finalmente la txuleta, bien asada aunque nos quedamos con ganas de más. Muchas veces es mejor quedarse con las ganas que pasarse. Acabamos el pan con un poco de queso y vuelta a Deba.

La sidrería Izeta entra en la ruta del txuletón y también la voy a valorar con estrellas ya que la dolorosa fue más que ajustada. A la rueda de Urberu, Izeta se lleva 4 de las 5 estrellas Mikelin.

  • Elkano auzoa, Urdaneta bidea, Izeta Goikoa baserria. Zarauz
  • 943 13 16 93
  • www.facebook.com/IzetaSagardotegia

Restaurante & coctelería La Madame

DSC12191

No encontrarás un sitio igual. Se caracterizan por su concepto innovador de buena comida y buena bebida en un ambiente moderno. En su página web, definen su idea como: “La Madame es un local con un concepto totalmente novedoso en San Sebastián que combina en un mismo espacio restaurante, coctelería y lounge.”. Traen a Donosti un local con estilo, cocina mayo7de vanguardia y cosmopolita al más puro estilo de las grandes ciudades con platos tan ingeniosos como la ensalada “Mi Propio Jardín”. Te sirven una lechuga hidropónica criada en un bote de la que tienes que cortar las hojas con unas tijeras de podar y recogerlas con una pinza de laboratorio. Muy cachondo el plato. A parte de las risas de la lechuga, te sirven una magnífica ensalada en paralelo para complementar.

 El resto de platos de su carta están tremendos. Destacaría las vieiras laminadas, los dumplings de cerdo, las gambas en tempura y el pollo katsu. Eso sí, en las dos veces que he ido no he probado todos los platos… De todos modos volveré y seguiré con la cata.

Respecto a las bebidas, tienen una larguísima carta de cocteles, cervezas (destacar la artesana de la casa) y vinos. La primera vez que fui, que me lo descubrió mi primo, cenamos íntegramente a base de cocteles. Mai Tais en mi caso. Puede parecer que no pega, pero la verdad es que entraban genial. Una gran cena!

     mayo8 mayo9 mayo10

Todo esto es posible al trabajo de la familia Montenegro y a su chef, el reconocido cocinero Kevin Patricio, que diseña la breve pero concisa carta con los platos destacados y alguno más que te sorprenderán. Con todo ello han conseguido aparecer en numerosos medios de comunicación, destacando una aparición en el New York Times.

Como siempre, la valoración. Por su concepto original y oferta sin igual, se llevan 4 de las 5 estrellas Mikelin. Y solo se llevan 4 porque, aunque coherente con su oferta, el precio es superior a lo que estamos acostumbrados y no se puede ir todos los fines de semana. Qué pena… Por cierto, me recomendaron acudir al brunch del fin de semana. En cuanto pueda, me escapo y os lo cuento.

Sidrería Urberu

  urberu3  urberu1

El pasado viernes, como ya adelanté en las redes sociales, los pocos que quedamos por Deba, decidimos ir a cenar a la sidrería Urberu. Los más religiosos pueden estar echándose las manos a la cabeza pero, veámoslo así, la vaca come hierba, nosotros nos comemos la vaca, por lo tanto, si extrapolamos, estamos comiendo vegetales concentrados y, entonces, cumpliendo vigilia. De todos modos tampoco me importaría cumplir vigilia con alguno de los pescados que se estaban asando esa noche…

Sobre Urberu en particular, es uno de mis asadores favoritos en lo que a chuleta se refiere y su gran relación calidad-precio. Aunque cuentan con varias “kupelas” de sidra hábiles durante todo el año, no son productores como puedan ser las sidrerías en Astigarraga. Por ello, no debemos centrarnos en el factor sidra, sino enfocar nuestros sentidos hacia las parrillas. En ellas el maestro asador, asa tanto carnes como pescados a un nivel altísimo. En la carta puedes encontrar pescados a la parrilla como rodaballo, txitxarro, rape… y de carne, principalmente chuletón de vaca en dos vertientes: normal o especial. La verdad es que no se cual urberu2es la diferencia real entre ambas. No sé si la diferencia está en el tipo de animal, curado o, simplemente, la zona del costillar de la cual sacan las chuletas. De todos modos, vista la diferencia de precios, merece la pena pedir especial. Sigue siendo una chuleta a muy buen precio. Un punto a destacar de la preparación de la chuleta es el uso de ajo. Habitualmente es una práctica bastante arriesgada con el peligro de estropear la pieza de carne y aquí, lo utilizan en su justa medida, haciendo su uso incluso interesante.

Para acompañar el asado, ofrecen típicos platos de sidrería como tortilla de bacalao, fritos variados, ensaladas… y, respecto a los postres, tienen el clásico queso con membrillo y nueces y una buena selección de tartas y dulces. Poco más puedo decir que siempre que puedo, me escapo a ese peculiar caserío muy cercano a la costa y en un paraje natural para disfrutarlo. Por su increíble relación calidad precio, se llevan las 5 Estrellas Mikelin.

  • http://www.sidreriaurberusagardotegia.com/ (tienen dominio pero no lleva a ningún lado)
  • Barrio Elorriaga, 2, Itziar
  • 943 19 92 37

Las palmeras de los abuelos

Como podéis suponer, hay una larga historia detrás de estas fantásticas palmeras de chocolate. Durante una temporada, en la máquina de vending del departamento donde trabajo o estudio o lo que coñ…o haga, se ofrecían unas misteriosas palmeras de chocolate envueltas en plástico transparente sin marca. Eran absolutamente perfectas. El caso es que repentinamente dejaron de traerlas y las sustituyeron por unas simplemente vulgares. Un día, interceptamos al reponedor de la máquina y le preguntamos por las mismas. El muy cachondo, nos conto que estas las hacían una pareja de viejillos que disponían de una producción errática-aleatoria de la que dependía el suministro de la máquina. Pasaron muchos meses de aquello y no volvimos a ver las fantásticas palmeras. Nos temíamos lo peor. Ya nos montábamos historias como por ejemplo: El pobre abuelillo, de un ataque diabético (también podría decir sobredosis de palmera) murió. Con ello hundió en la más profunda depresión a su octogenaria mujer que, en no mucho tiempo, se apagó. Qué tristeza sin final.Palmera01Pues todo fantasías… Hace poco, en un ataque de hambre voraz después de una sesión de birras por lo viejo, fui a la máquina de vending del kebab de la calle Estafeta y, SORPRESA, ahí estaban. Los abuelos no han muerto!!! Que alegría!!! Que todo!!! Como disfrute de ese reencuentro.

Bueno, finalmente, después de todo el apuro que pasamos por la salud de nuestros anónimos y entrañables “agüelillos”, pase a mirar la letra peq1gueña y a investigar un poco de quienes se trataban. Aquí viene el porqué de llamarle cachondo al reponedor. Las palmeras son de Arruabarrena!!! JAJAJAJA. Con esto solo queda felicitarles por la magnífica palmera que hacen y darles 5 de las 5 estrellas Mikelin. Eso sí, para nosotros siempre serán las palmeras de los abuelos.